diumenge, 23 de maig de 2010

31

Esta es la última, la 31.
No es ningún numero especial, ni ningún día, ni tiene nada que ver con el número. Tiene que ver conmigo, y con el porqué de la creación de este espacio.

Me acomodé aquí para no dar explicaciones, para no sentirme observada, para escribir sin que nadie de mi entorno lo viera. Abrí este blog para que alguien me escuchara, alguien ageno, alguien imparcial, alguien a quién no le afectaran mis palabras directamente.

He fracasado, no lo he conseguido. Me leéis. Y sé que no con mala intención, puede que por simple curiosidad, puede que por interés..., sea como sea, adiós.

PD: a tí te diré que no es indiferencia ni odio, que estás mejor sin mí y yo, ahora, puede que mejor sin tí. Dejemoslo aquí, te deseo lo mejor, de verdad.

dissabte, 22 de maig de 2010

EquivocarSE

La pronominalización de algunos verbos hacen que la acción esté desenvolupada por uno mismo. Dormirse, peinarse, ducharse... acciones que hace uno sobre sí mismo.
Equivocarse, significa que uno se equivocado sobre sí mismo, se ha "autofallado"; y qué peor que fallarse a uno mismo, fallando a los demás?

dilluns, 17 de maig de 2010

No es que esté estresada, es que me falta el tiempo

Al oirla me inundó de innocencia, aunque fuera su seteinta octavo cumpleaños. Me transmitió la alegría de un niño pequeño al tener una piruleta en la mano, me miró mientras manteníamos una conversa telefónica, a quilómetros de distancia... y aun puedo percibir su sonrisa, de oreja a oreja, con unos dientes pequeños y en forma de sierra que se dejan entrever enmedio de unos labios finos. Los dientes, un pequeño detalle de la muestra de su experiencia: pequeños, gastados, però suyos, todos y cada uno de ellos, desde hace ya muchos años.

Las ganas de vivir, de querer, de disfrutar de la vida que le queda, sea poca o mucha, me han fascinado. Dicen que todo esfuerzo tiene su mérito, y después de todo aquello, merece un respiro, merece un último suspiro afable, cálido, amoroso, tierno y familiar. Merece todo aquello que yo nunca le he dado, la compañía que nunca le he concedido, el cariño que pocas veces le he dado. La he subestimado y hoy, por lo que ha conseguido, la quiero más que nunca.

Y ahora... después de compartir algunas palabras con ella, me doy cuenta que me falta el tiempo, que vacilo la arena que cae, y me quedo embobada mirando el reloj, perdiendo el tiempo. "Sé conseqüente, eres suficientemente inteligente". Lo soy, así que aquí os quedáis, leyendo unas palabras en vez de reíros a carcajadas de la vida que, probablemente, sería más provechoso para vosotros.

divendres, 14 de maig de 2010

Irracionalitat

La irracionalitat no abarca el món de les paraules, va més enllà. Arriba al límit d'allò que no podem delimitar, a l'infinit. És quelcom inexplicable, complicat d'entendre si no comparteixes molt bé aquesta irracionalitat; m'atreviria a dir que és impossible de comprendre, si aquesta no és dins teu. La irracionalitat aliena al propi individu es torna egoista, definint i entenent aquest últim mot com "incompartible", que només el propi ego serà capaç de traduir, en una espècie de llenguatge interior on les paraules no hi tenen cap funció.
Així doncs, la inefabilitat d'allò irracional, que engloba totes aquelles coses que no tenen bones raons, o raons que es puguin entendre i comprendre per un colectiu, només es pot transmetre si es comparteix, si s'entra dins d'aquest món, ja que des de fora, es farà impossible aproximar-se al significat d'allò que volem descriure.

Mirar, és una manera d'intentar transmetre a algú que és dins del teu món irracional quelcom que no surt al diccionari. La mirada és una manera de parlar, si dos persones estan dins de la mateixa irracionalitat. Si una d'elles pretén compendre-la des de fora, la interpretació serà, indubtablement, equívoca.

divendres, 30 d’abril de 2010

Rabia e impotencia

Rabia e impotencia. El mundo adulto cada vez me sorprende más, al mismo tiempo que me decepciona.
Utilizar la lógica y el razonamiento son cualidades que dicen poseer las personas maduras; atenerse a las posibles consecuencias de un acto antes de llevarlo a cabo. No debemos olvidar, pero, que estamos en este mundo para vivir, y que hay que correr pequeños riesgos. Que lo más fácil es quedarse encerrado en un calabozo, y vivir una vida neutral: sin grandes alegrías pero sin decepciones, sin dolor, sin penas... algo que yo, por supuesto, no llamaría vivir.
No soporto que decidan por mí, que alguien intente coger el control de mi vida, o protegerme de peligros que yo he decidido correr. Las alegaciones a mi madurez son constantes, pero a la hora de la verdad, no se me demuestra la confianza, a pesar de todo lo que he demostrado yo.
Y de tercera persona paso al diálogo, a decirte a ti, directamente, que me duelen tus decisiones. Me duele que no me dejes vivir ni disfrutar, aunque sepa que lo haces "por mi bien". Creo haber demostrado que sé cuidar por mi misma y, por mucho que te duela, ya no soy aquella niña que a las 8 de la tarde tiene que volver, acompañada siempre, a casa. Ya no soy aquella a la que convencerás aunque no tengas razón, ya no soy TU niña. Ahora soy mía, por mucho que cierres los ojos, he crecido.. y creo que deberías estar orgullosa y, a parte de decírmelo, demostrármelo.

dimarts, 27 d’abril de 2010

23 de abril


Despertarme en medio de un mar de sonrisas, de palabras en armonía describiéndome, de detalles y buenas intenciones... fue el símbolo de que no sería un día cualquiera. Saber que era 23 de abril, día de los enamorados, me corroboró que además de no ser cualquiera, sería un día especial.

Me gustan los días en que la fecha, puede marcar su grado de importancia. Aquellos días en que te levantas y al mirar el calendario, ves un círculo alrededor de un número que te anticipa que ése, será un buen día. Esos días son buenos porqué está establecido de ése modo, por la predisposición a que lo sean, por el amor que doy y recibo. Ésta es, pero, la primera vez que vivo el día en compañía. Y era este último detalle el que marcaría la diferencia, el que haría que fuera más... diferente, más... especial, más... amoroso, más... perfecto.

Pasando por alto los aspectos negativos, o aquellos que no fueron del todo positivos, tengo que decir que fue redondo. Tengo tendencia a analizar los sucesos fijándome en aquello que me han aportado, en los sentimientos que han provocado en mí, y hubo un acontecimiento que me marcó, y que me marcará para siempre.

Comimos juntos, cocinó él, y luego fuimos a su habitación. Estuvimos charlando, riéndonos de todas las desgracias que nos habían ocurrido des de que nuestra historia empezó. Nos sinceramos, viajamos por el pasado hasta que los dos nos miramos y las palabras marcharon, expiraron, huyeron. Los "achuchones" no eran nuevos, pero sí más tiernos, más íntimos. Las caricias aumentaron en cantidad, al mismo tiempo que la ropa disminuía. Nuestros cuerpos quedaron desnudos, yo arriba, él abajo.

Tengo que hacer un paréntesis para hablaros de su olor, de su aroma, de su esencia. Una de mis mayores debilidades está en el sentido del olfato, y es que pierdo el norte. Su olor no es suave ni tierno, no me abraza, me cubre. Penetra dentro de mí sacudiendo el cerebro, haciéndose notar, marcando su presencia. Más que encantarme, me hipnotiza, y mi cuerpo se siente tan atraído por éste, que la pasión me invade, en algunos momentos, de forma incontrolable. Me deja ciega, muda, sorda... hace que pierda mis facultades. Es por ello que cuando estamos en público, me alejo de él; pero allí estábamos los dos solos, su olor y mi cerebro, su ojos y mi mirada, dos corazones esperando conocerse en persona.

No era la primera vez que lo intentábamos, pero sí la primera que funcionó. Entre sábanas, con nuestra inexperiencia, creamos un clima de confianza, de tranquilidad, de amor... un clima que no había formado nunca antes, ambiente en el que hubiera permanecido durante horas. Los dos fuimos uno, y lo mejor es que des de entonces, seguimos siéndolo. Sé que no me equivoqué al escogerlo, sé que era él, aunque nunca hubiera imaginado que ésas fueran las condiciones. Fue perfecto para mí, perdí la virginidad con quién quise y cuando quise, y aunque no hubieran pétalos, ni velas, ni música de fondo... estábamos él y yo, y el amor mutuo que nos convertía en un "nosotros", que nos unía; entonces entendí que con aquello bastaba. No necesitaba más.

Sonreí toda la tarde, y toda la noche. El motivo era evidente: estaba rodeada de quién quería en cada momento, le tenía a él, y tenía a los míos. Un 23 de abril diferente a los demás, irrepetible, único. Y así lo guardo, y así será marcado cada año, en el calendario: con un círculo, más grande de lo normal, con un color diferente... ése ya no era un día especial porqué estuviera establecido, ése era un día especial porqué yo, en mi calendario, lo había decidido así.

Tengo tres fechas, aunque una no quepa en cada año; puede que por coincidencia, quizá sea la menos especial, la de menor importancia. Las tres con un color, el mismo. Iré sumando, aunque sé que tendrán que pasar años para volver a utilizar el mismo color.

dijous, 22 d’abril de 2010

Momento crítico

En el lavabo, aislada de este mundo, consigo misma. La impotencia sale de sus ojos, evitando las crueles palabras que se ahogan en su boca. Se inunda entre su impotencia, en medio de la rabia disuelta entre la culpabilidad, dentro del océano que acaba de crear... Una vez inmersa, se adentra en lo más profundo de su ser, formulándose preguntas sin respuesta, cuestionándose el grado de equivocación de cada acto cometido, de cada palabra mencionada, de cada abrazo regalado. La buena intención y bondad de sus actos nadie los duda, pero la intención no siempre basta, lo que cuenta son las consecuencias, los resultados... Lo que vale es lo tangible, lo material, lo que realmente es, lo que realmente sucede.
Un gran interrogante la ataca, y sus fuerzas se agotan, se desvanece la vitalidad, las sonrisas se acaban... Y todo lo que queda es vulnerabilidad, fragilidad, desesperación en un frío lavabo que le quita las ganas de seguir. Tan frío como el sol en días de invierno, frío que le invade, que le conquista provocando una guerra perdida antes de que diera comienzo... Un frío que se apodera de ella, y el cuál no será fácil echar.
El lavabo, tan diminuto que parecía siempre, tamaño que había sido motivo de discusión.. Ahora se volvía grande, parecía haber sufrido reformas, haber multiplicado su volumen. Sola, en él, deposita todo lo negativo mencionado anteriormente para salir nueva, con una sonrisa que consigue de dónde aún no ha descubierto.

dijous, 15 d’abril de 2010

Desaparece

Déjame en paz, aléjate de mi. Has provocado ira entre los míos, has sembrado rabia e impotencia, y esto no tiene perdón.
Crees haberme demostrado lo importante que soy para ti? Pff, qué equivocado estás; lo que has conseguido es mi indiferencia, mis ganas de perderte de vista lo antes posible. Pides perdón hasta la saciedad, dices necesitarlo; hoy no me da la gana de concedértelo, ni si quiera habiendo hecho esta locura, porqué no deja de ser una locura. Somos todos unos dementes? Tal vez, pero la única locura que no quiero cargar es la tuya.
Véte, desaparece, ignórame... ¿Quieres mi felicidad? Deja de apuñalarme, entonces.

dijous, 8 d’abril de 2010

Quiero

Yo lo que quiero es no ser olvidada, que me quieras. Quiero sentirme importante, que me sorprendas, que me mimes. Quiero, incluso, ser tu obsesión; que seas feliz por el simple hecho de notar mi presencia; que si pides un deseo, yo esté implicada; que lo relaciones todo conmigo; que me quieras incondicionalmente y como a la que más. Quiero serte una necesidad: aunque de mentirte se trate, aunque rehuírte convenga. Dejarte sin aliento, ser imán y energía. Quiero serte indispensable, ser tu sueño, tu regalo, tu ilusión. Quiero obsesionarte o, aún mejor, que te obsesiones tú solo conmigo. Que, sin darte cuenta... sea tu primer y último pensamiento, pasando por cada segundo que hay entre ambos. Quiero que sueñes conmigo y te masturbes pensando en mí, que mi pasividad altere tus ganas de quererme, que me odies de tanto que me piensas… quiero ser tu pesadilla, de tanto que me soñaste. Quiero llegar al límite, al infinito. Matarte todas las noches, para que nazcas conmigo. Parirte cada mañana, para que me cuides y, a veces... sólo a veces, cuidarte un poco. Quiero que te sientas obligado a buscarme entre ellas. Que, por una vez, seas tú quién a parte de buscarme, me encuentre. Quiero que me enamores, que te conviertas en mi necesidad, en mi miedo. Quiero que me duelas, que me acorrales, que esta vez seas tú quién me haga llorar, quién me altere el tiempo sin sutilezas. No quiero que me hagas el amor… quiero que me folles, como en los viejos tiempos, sin tener que pedírtelo cada vez. Quiero explicarte, contarte con palabras lo que pienso; aunque anhelo que me sea imposible, que las palabras no basten, que todo se base en la irracionalidad. Deseo alcanzar el placer máximo, darte el privilegio de poder hacer conmigo lo que quieras; incluso estoy dispuesta a permitir que me hagas caer en el más hondo de los pozos, sólo así conseguirás elevarme hacia la felicidad. Quiero que me compares y pueda ganar, que sea la cara y cruz de tu moneda. Quiero, simplemente, que me quieras como a nadie.


(Con la participación de Oriol Colomar)

dilluns, 5 d’abril de 2010

Calfreds

El meu cos és un calfred. Les parets d'aquesta casa són murs de pedra impermeables a la calor. L'espai immens que emmurallen fa que sembli impossible escalfar cada racó. Els radiadors de ferro pesant, més antics, gairebé, que la construcció de la pròpia casa, no poden assumir tota la responsabilitat, així que els propietaris disminueixen l'espai mitjançant portes, parets... sistemes prou resistents perquè l'escalfor no s'escoli per enlloc. El consum és sempre el necessari: quan venen convidats l'espai augmenta, s'obren portes, es descobreixen nous racons, i als radiadors se'ls multiplica la feina; quan són només dos ànimes les que busquen el caliu de l'ambient, quan només hi ha els dos cors que han conviscut tota la vida entre aquests murs, les portes estanquen, el silenci comença, el consum disminueix, la solitud envaeix els llocs més gèlids i, fins i tot aquesta, busca desesperadament el forat del pany de les portes per gaudir d'un clima més càlid.
Jo sóc fora, més enllà de les portes tancades, on ningú mai em buscaria, perquè ningú que em conegui creurà que he triat la fredor i desesperació com a companyia, la solitud com amiga.. ningú mai creurà que he deixat entrar la incomprensió, la indiferència dins meu.. aquesta que ara intenta sortir fent-me ser un calfred constant, per voler eliminar el que sigui que m'ha poseït.

dimarts, 30 de març de 2010

Marioneta

Hacia tanto tiempo que nadie me miraba de ése modo.. aún me pregunto si alguien lo había hecho nunca antes.
Sostengo la teoría que cuenta que nuestra sociedad se ha olvidado del contacto físico con las personas. La pantalla ha creado una era de miradas vacías, y el teclado un menosprecio a las palabras. Es fácil escribir cosas que no se sienten, mentir solo, cuando no hay ojos desesperados, lágrimas visibles o gritos silenciosos a los que enfrentarse. Es fácil fingir emociones, desvelar secretos vergonzosos o exteriorizar miedos. Fácil des de aquí, escondido, dónde todo lo que llegan son palabras que, tal vez, cobren el mismo significado que las tuyas; ninguno.
Hemos olvidado que hay otro modo de comunicación y, en éste, las palabras quedan en segundo plano. Un modo en que los otros sentidos cobran su función. Las caricias, los abrazos, los besos, las miradas… las palabras no pueden superar nada de esto.
Como decía, ayer me contaron algo inexplicable. Me lo contaron del mejor modo, y lo entendí perfectamente. No hubo palabras, pero tampoco silencio. Mirarle conllevaba saber qué sentía y, por primera vez en mucho tiempo, no podía afrontarlo. Sabía qué quería decirme pero no era capaz de reafirmarlo. Cada vez que la dirección de su mirada (que siempre era la misma) coincidía con la mía, se creaba una especie de hilo conductor que trasportaba el mensaje. Parecía que al pasar la mano de modo que contactara con ése supuesto hilo, éste se haría aislante y dejaría de estar capacitado para trasportar nada; pero no era así. El mensaje era tan claro… que la única solución para evitar que llegara a mi celebro era mirar a otro lugar, no dejar que sus pupilas contactaran del todo con las mías, evitar que el hilo se formara del todo, que el mensaje pasara entero.
Aún así, la curiosidad del ser humano es fascinante, y tenia que descifrar el mensaje, tenía que ser valiente y capaz de entenderlo, procesarlo y actuar al respeto. Conecté de nuevo nuestras miradas, que se acomodaron fácilmente. El mensaje era claro y conciso, creía en mí. Lo hacía como nadie lo había hecho antes, de un modo hipnotizador, como si su mente dependiera de mí. Era como tener una marioneta en mis manos, con la diferencia que no me suponía ningún esfuerzo moverla, ninguna habilidad especial para que hiciera lo que se me antojara. Me impresionaba haber conseguido tal cosa con otro ser humano, así que paré. No me gustaba la idea de dominar a alguien, de que sus actos acabaran siendo “mi culpa”, por mucho que los realizara la marioneta que tenia en mis manos.

dissabte, 27 de març de 2010

Despertarse

Suena el despertador por.. 4ta? 5ta vez? Es tarde pero parece no importarle demasiado. Se limita a, cómo tiene mecanizado, levantarse y, sin estar aún despierta, ducharse. Con el jabón limpia toda la tristeza e inseguridad que pudiera quedarle del día anterior, incluso tiene que rascar un poco.. pero lo consigue. Con el agua escampa por su cuerpo la vitalidad característica que le corresponde y se viste cogiendo la ropa adecuada con ella: pantalones energéticos, una camiseta alegre y su accesorio favorito para ocultar su punto débil.
Deja los sueños en la cama, decide que hoy toca vivir en la realidad. El maquillaje y la falsedad no están ni en su armario, no van con ella; así que coge una sonrisa y se va pitando, llega tarde.

dimarts, 23 de març de 2010

Verdades que duelen

Tiemblo. Los escalofríos me visitan cada dos segundos y mi corazón está acelerando su ritmo habitual. Hace calor pero tengo frío. Soy consciente de lo que se me viene encima, y no se si seré capaz. Dudo. ¿Hace falta decir toda la verdad? Sí, hace falta. Me convenzo de aquello que debería saber, me propongo ser fuerte y cumplir mi objetivo, no aceptar ninguna promesa vacía ni cerrar los ojos ante evidencias. Intento coger el valor, las fuerzas y el coraje que necesito para poder ser yo.

- Por mucho que me enfade, sabiendo que estás me basta.
* Ya, pero a mi no.
- Te quiero mucho, Laia.
* Yo también, pero no lo suficiente para aguantar todo esto.

dissabte, 20 de març de 2010

Me quema por dentro

Me quema por dentro, convierte en ceniza el fuego de mis ojos. Hace que mi interior arda y saca lo peor de mí. Imposibilita mis sonrisas, anula mi alegría y hace que me invada un sentimiento de culpabilidad que no me corresponde. Agota los miles de sacos de paciencia que tengo guardados, no deja que saque lo mejor de mí, ni siquiera cuando es para entregárselo a él. Es capaz de trasmitirme su negatividad, su visión del supuesto mundo de mierda en el que vivimos y su opinión de los hipócritas (según él) que me rodean. Sostiene que yo no soy tan buena como todos dicen, ellos únicamente cuentan aquello que yo quiero oir. Sin embargo, argumenta y dice quererme, aunque a veces me planteo si puedes querer a alguien cuya personalidad odias.
Es cierto aquello que dicen, los polos opuestos se atraen, pero si las fuerzas son muy grandes, si la diferencia sobrepasa unos límites, la fuerza de atracción es tal que los elementos se juntan hasta destruirse, y la única manera de remediarlo es vencer estas fuerzas antes que sea demasiado tarde.

divendres, 19 de març de 2010

Querer

Hay tanto dentro de mí, que no sé como explicarlo. Quizá impotencia, o puede que rábia. No sé si me quedan fuerzas, ni ganas, para seguir así.
Puede que rendirse parezca la opción fácil y más en mí, que siempre digo admirar a aquellos que luchan por lo que quieren hasta conseguirlo, aunque sea imposible. Pero hoy, me planteo qué es lo que quiero.

dimarts, 16 de març de 2010

Pensamientos

Son cosas que evito, pensamientos polares que se sienten atraídos por mi mente gracias a la fuerza electrostática. Siempre que vienen a por mí procuro enviarles un flujo de electrones para convertirlos en apolares, y la verdad es que suelo salirme con la mia. La repulsión empieza y, una vez más, la química y el miedo ganan a la razón.

Frente al ordenador y con cuatro palabras, en un momento de relajación máxima, han atacado como nunca lo habían hecho antes. Parecían venir preparados, con una diferencia de potencial y velocidad tales, que cualquier reacción seria lenta, que todos los electrones del mundo serian incapaces de anular el momento dipolar de esas partículas. Era uno de aquellos momentos que te quitas la coraza, estás como en casa y sólo te rodeas de aquellos en quien verdaderamente confías. Tu corazón anda suelto, vagabundeando entre tus pensamientos que, aunque últimamente peleen a menudo, saben cumplir las treguas. La razón descansa, es momento de bajar la guardia y reposar para volver al mundo real con fuerzas renovadas.

Sin piedad y removiéndolo todo, vinieron. Como una proteina en el aparato de Golgi, activaron sentimientos desconocidos, atacando a la razón y al corazón. Recuperando carpetas en mi cerebro que ni yo sabía que poseía. Vinieron y no hubo manera de esquivarles, ni si quiera pude desviar su dirección. Eran el diablo en forma de persona, y aunque vino en son de paz, el diablo lo que toca lo destruye.

diumenge, 14 de març de 2010

Complicidad



"Estamos enamorados. No somos pareja porqué no nos besamos ni follamos, simplemente"

divendres, 12 de març de 2010

Más que quererlo, desearlo

Ilusión, energía, vitalidad, ganas, fuerza, sabiduría, lucha, ímpetu, valentía... Hoy lo he visto personificado, y me lo han contagiado.
"No te pongas metas, no hay límites. Disfruta de lo que haces y muévete, muévete mucho. Tienes que ser perspicaz, inquieto y curioso. Debes estar dispuesto a darlo todo para ser el mejor, que te pidan algo para la semana pasada y seas consciente de que debes hacerlo para entonces, tener un poco de cara dura (siempre guardando la educación y los buenos modales) e ir a por todas. No sólo debe gustarte, debes desearlo más que nadie y no ponerte excusas ni barreras. Tú dices no tener tiempo, yo te digo que ya dormirás cuando seas mayor. También dices que necesitas de tus amigos, yo te digo que pueden compartir tus hobbies, hacer actividades relacionadas con este mundo.
¿Crees que yo empecé por currículum? ¡Si no he acabado la carrera! No, los estudios casi no cuentan. Cuenta el interés, la insistencia, la persistencia... cuenta el no tener contactos y conseguirlos de todos modos. Cuentas tú y las ganas que tengas de ello. Si es tu sueño, vé a por ello, y no te estanques, no puedes marcarte un objetivo, aquí. Tienes que estar abierto y dispuesto a todo. Tienes que comprender que pidan lo que te pidan, tu sabrás hacerlo en el tiempo establecido, y ya te espavilarás luego para saber cómo coño te lo vas a montar, y qué es aquello que te han pedido y de lo que nunca has oído hablar. Es cuestión de motivación y espíritu de lucha, porqué no se consigue nunca a la primera."

dimecres, 10 de març de 2010

Bienvenido

Dejaré que pases, que seas tú quien investigue cada rincón de mi casa. Dejaré que entres en cada habitación, pienso enseñártelas una por una, y explicarte cada historia vivida en ellas. Dejaré que seas tu quién me prepare el desayuno por las mañanas y quien me abrace por las noches. Dejaré que recompongas la distribución del salón para poder traer tus cosas y, si me lo pides, te haré un hueco en el armario…, hasta puede que ponga un vasito más grande en el lavabo para que quepa tu cepillo de dientes. Dejaré que me ayudes a recuperar y reconstruir los lugares olvidados y/o destruidos, que abras las ventanas que cerré y repares las puertas que han quedado encasquilladas.
Sólo hay un baño, así que espero que no te importe ducharte conmigo cada mañana, y soportar mi buen humor en los días soleados.
La verdad es que está todo un poco sucio y desordenado, hacia tiempo que no me preocupaba el estado de mi hogar, pero si te apetece, podemos hacer limpieza general para empezar con buen pie. Ah, debes haberte dado cuenta… el piso no es muy grande, pocas veces dejo pasar a las visitas. No es, ni mucho menos, que esté sola, pero éste es mi territorio, y acostumbro a jugar fuera. De todos modos, sé que hay espacio suficiente para los dos, estoy dispuesta a disminuir mi espacio vital para hacerte un huequito cerca mío.

dilluns, 8 de març de 2010

Fuego en los ojos

Que qué es? Que cómo lo definiríamos? Que qué significa para nosotras? Muy fácil, todo. Y todo es, todo. Todo es el tiempo, las ganas, las alegrías. Todo son las victorias y las derrotas, los objetivos, las metas. Todo es amistad y enemistad, falsedad y sinceridad. Todo es convivencia, es soledad, compartir y no hacerlo, aprender a ser altruista algunas veces, y egoísta en otras. Todo es todo y es nada, porqué el nada, forma parte del todo. Todo es immensidad, es vida, felicidad. Pero entiendo que me pidas que concrete un poco más.. así que te diré que es cualquier cosa que implique un sólo objetivo a un grupo de personas. Es un barco que tiene rumbo y destino fijo, en el que cada uno de sus tripulantes tiene su función: el capitán, ordena; el remador, rema; el del timón, dirige; el observador, defiende; el cocinero, cuida... y un etcétera finito que permite que el objetivo sea cumplido. Pero cada tripulante es necesario, cada uno de ellos ejerce una funció clave e importante. Con la ausencia de cualquiera de ellas, el objetivo no será cumplido. Podremos llegar al destino, pero si el del timón dirige mal, tardaremos más; si el cocinero no cuida, puede que alguno enferme o muera; si el remador no rema, no abanzaremos; si el observador no defiende, puede que nos asalten y perdamos; si el capitán no ordena, el grupo se pierde... Es compenetración, actitud, valentia, ganas, compromiso, voluntad... fuego en los ojos que brillan al disfrutar. Es querer y saber que se puede. Es, al fin y al cabo, una parte importante de mi vida... De echo, creo que soy yo, es mi todo.

diumenge, 7 de març de 2010

Besos

Por los que significan un te quiero, por los fugaces, por los eternos. Por los que son pasionales, por los tiernos, por los que saludan y por los que despiden. Por los cotidianos que carecen un poco (a veces) de significado, y por los que intentan expresar todo aquello que no podemos contarnos. Por los que me robas y por los que te doy, por los que mereces y por los que te regalo, por los reconciliadores y por los ausentes. Grácias por prestarme tus labios.

dijous, 4 de març de 2010

Quién la sigue la consigue

Aunque hubo un momento que dudé, que pensé que era demasiado bonito que aparecieras corriendo detrás de la última esquina doblada para conseguir tu objetivo, allí estabas. Dicen que quién la sigue la consigue. Me encantó que ayer me persiguieras hasta conseguirlo.

dilluns, 1 de març de 2010

29 de febrero

Un día que el universo decidió engullirse, o regalarnos. Un dia desaparecido durante 3 años, unas extrañas 24 horas cuando aparecen. Es como un agujero enmedio del tiempo, como si sólo nos dieran un mordisquito de un enorme pastel... y yo soy como tú, yo quiero más. Quiero que todos los años puedan gozar de este día, porqué el último 29 de febrero fue especial, y me gustaria poder celebrarlo cada año, y no tener que engañar al 1 de marzo para que se disfraze de 29.
Tengo que decir que fue especial gracias a ti. Sí, tú.. que te has convertido en alguien importante en mi vida, que me has demostrado todo lo que nunca me has dicho, que me has querido des del minuto 0. Gracias por persistir, después de aquél primer 29 de febrero, dónde empezó todo. Porqué aunque el mundo quiera engañarme, sé que cada año, todos los días tienen un poco de nuestro 29.

dissabte, 27 de febrer de 2010

Dejé que los deseos vivieran

La ropa se había desvanecido lentamente y allí estaban, por fin, en la cama, mirándose. Hurgaban en el interior de cada uno, se veían reflejados en los ojos del otro, era el mejor paisaje que nunca habían visto. Sus pieles no perdían el contacto ni un momento, las sábanas les envolvían, suaves, deslizantes, agradables.
Sus cuerpos se entrelazaban, los corazones corrían y los ojos habían perdido su función. Ahora era el turno del tacto. Entre caricias, besos, abrazos… estaban conociéndose cómo quien tiene que adivinar quién está delante suyo con los ojos vendados; la única diferencia es que no había límites, podían tocar y hacer disfrutar al otro, la única norma, era no saltarse ninguna parte del cuerpo.
[…] “Anda descalzo esta noche.” […]
Era temprano. Aquella era la primera vez que al abrir los ojos, la veía a ella. Un escalofrío le recorrió el cuerpo, todas las partes que aquella misma noche habían sido exploradas por ella, se estremecieron. Todo había estado perfecto y, nunca había experimentado tal sentimiento: del miedo al valor, de la victoria al fracaso. Pasaba de querer repetir lo sucedido cada día de su vida, al temor de caer en la rutina, de dejar de disfrutarlo como lo estaba haciendo. No quería convertirse en esclavo de su corazón, le aterrorizaba pensar en perder todo aquello, en que no volviera a ocurrir o a que ocurriera eternamente.

dijous, 25 de febrer de 2010

Nunca jamás

• No es un tema común, pensar sobre esto.
- Ya, pero es ahora cuando se me pasa por la cabeza, cuando las dudas me engullen, cuando me amenaza el olvido.
• Dicen que nadie muere si alguien lo recuerda
- Sí, pero él no estará, por mucho que no salga de mi mente. No volveré a abrazarlo, mis ojos no volverán a ver su rostro, mis oídos no aprenderán de sus historias, mi cuerpo no volverá a abrazarle, ni mis labios a besarle.
• ¿Por qué ahora? ¿A caso ha muerto?
- No, pero... ¿qué pasaría si lo hubiera hecho?
• Entonces sí que no lo verías, escucharías, tocarías ni olerías nunca jamás.
- Le olería... estoy segura. En el momento menos oportuno, en el más inesperado, su fragancia aparecerá cómo un relámpago, lo sé, siempre pasa igual.
• Bien, así no le olvidarás.
- Sería imposible, pero puede que no recuerde su timbre de voz, que me olvide de la arruga que tiene en el pómulo izquierdo o el lunar de su mano.
• Eso es inevitable, los detalles los borra el tiempo
- Pues yo no quiero, me niego. Y hablando de tiempo… has usado la palabra nunca jamás. Prometiste que no volverías a hacerlo…
• Prometí no volver a hacerlo si no estaba 120% segura de que era cierto.

Esas últimas palabras fueron decisivas, Su mente no podía comprender ése “nunca jamás”. Sus palabras se ahogaron entre las lágrimas y las lágrimas, se perdieron en un abrazo que no debería haber acabado.

dimarts, 23 de febrer de 2010

Navegar.

Le miro, me introduzco en sus ojos. Le exploro a él mientras me descubro a mí. Compartimos el oleaje de nuestras almas, investigo su mar interior, cada pez que nada dentro. Me fascina ver lo diferente que es, la variedad de especies que contiene... Me entretengo con cada minúcia, estoy immersa en un océano extranjero, navego entre inteligéncia e ingenuidad, dejando atrás su coraza para submergirme en la sensibilidad que todo hombre posee.
Al entrar he dejado de ser yo para formar parte de un nosotros y, sin miramientos, me busco un huequecito para montar mi tenderete. Esta noche me acostaré con su ternura, me arropará su cariño y dejaré que sus latidos sean la nana que tranquilice mi corazón.

dilluns, 22 de febrer de 2010

Me duele pensar en ti

Me duele pensar en ti, en lo que somos, en lo que fuimos. Me duele que tu inconsciente aún marque mi número de teléfono por inercia, eso hace que la herida escueza.
Me entristece que aparezcas en mi mente, que aparezca nuestro pasado, nuestros recuerdos, el reloj que nos unió y quiso separarnos. No estoy preparada para mirarte y sonreír por todo lo que un día nos hizo felices, aún no es el momento de pensar que no te necesito, porqué tu ausencia me marchita parte del corazón. ¿Recuerdas cuando no nos cabía en la cabeza que pudiéramos pelearnos? Cuando nada ni nadie parecía poder con nuestra relación, porqué todos los que nos conocían sabían que en una, siempre iban a encontrar a la otra, en un pack, formando una sola unidad. Aún retengo en mi memoria aquél sentimiento de necesidad, de unión y adicción a ti.
Las peleas llegaron; el amor lo puede todo, incluyendo nuestra amistad. Nuestras prioridades cambiaron, yo dejé de ser contigo, para acostumbrarme a ser sin ti. Aprendí a no necesitarte, a superar mis problemas sin tu apoyo, a no necesitar tu aprobación para tomar mis decisiones. Y tú aprendiste a quererle, supiste qué es el amor, y aquello te separó de mí.
Nuestros relojes dejaron de ser complementarios, de ir siempre compenetrados y pasaron a contar cada uno su tiempo, para controlar su propio mundo. La verdad es que el mío se desmontó. No fue fácil, me encontré con mi mundo y miré a mi lado. Ése sitio que siempre ocupabas tú, ése lugar que parecía irremplazable e imposible de desalojar estaba vacío. Pasé de ser invencible contigo a ser vulnerable sin ti.
Hace unos meses que cogimos bifurcaciones distintas, aunque de manera forzada. Hace unos meses que mi otra mitad no eres tú, y aunque he aprendido a ser yo sin necesitarte a ti, me duele pensar en ti, en lo que somos, en lo que fuimos.

______________________________________________________________

diumenge, 21 de febrer de 2010

Me acomodo en un rincón de tu corazón

Llegamos. Perfecto, el lugar idóneo. Puede que no sea el mejor, pero no importa. Antes de sentarnos, nos fundimos en un abrazo. Nos aposentamos en él y yo, aprovecho para acomodarme en un rincón de su corazón. Uno sus latidos con mi respiración, y el oleaje del mar parece ser la base de la melodía que se está creando a mi alrededor. Harmonía pura. Un paisaje espléndido y, de pronto, un abrumador olor se apodera de mí. Es su aroma que, junto a una ráfaga de viento fresco, ha querido penetrarme. Su mano se enreda en mi pelo, una caricia tierna y atrevida preparando uno de esos besos pasionales.
Dejo reposar mi cabeza en su pecho: un "bom-bom" constante e insistente en el oído izquierdo, un leve chapurreo en el derecho y un tequiero tan grande como el mar que tengo enfrente en el corazón.

______________________________________________________________