dissabte, 27 de març de 2010

Despertarse

Suena el despertador por.. 4ta? 5ta vez? Es tarde pero parece no importarle demasiado. Se limita a, cómo tiene mecanizado, levantarse y, sin estar aún despierta, ducharse. Con el jabón limpia toda la tristeza e inseguridad que pudiera quedarle del día anterior, incluso tiene que rascar un poco.. pero lo consigue. Con el agua escampa por su cuerpo la vitalidad característica que le corresponde y se viste cogiendo la ropa adecuada con ella: pantalones energéticos, una camiseta alegre y su accesorio favorito para ocultar su punto débil.
Deja los sueños en la cama, decide que hoy toca vivir en la realidad. El maquillaje y la falsedad no están ni en su armario, no van con ella; así que coge una sonrisa y se va pitando, llega tarde.