dimarts, 23 de març de 2010

Verdades que duelen

Tiemblo. Los escalofríos me visitan cada dos segundos y mi corazón está acelerando su ritmo habitual. Hace calor pero tengo frío. Soy consciente de lo que se me viene encima, y no se si seré capaz. Dudo. ¿Hace falta decir toda la verdad? Sí, hace falta. Me convenzo de aquello que debería saber, me propongo ser fuerte y cumplir mi objetivo, no aceptar ninguna promesa vacía ni cerrar los ojos ante evidencias. Intento coger el valor, las fuerzas y el coraje que necesito para poder ser yo.

- Por mucho que me enfade, sabiendo que estás me basta.
* Ya, pero a mi no.
- Te quiero mucho, Laia.
* Yo también, pero no lo suficiente para aguantar todo esto.

2 comentaris:

Neus ha dit...

Cuanto es "lo suficiente"?

Hoy, por primera vez, me identifico con la otra persona... Yo soy a la que siempre le basta... a la que eternas veces le vale la pena...

Sara ha dit...

entonces que no lo aguante. Hay veces que no vale la pena.