dijous, 15 d’abril de 2010

Desaparece

Déjame en paz, aléjate de mi. Has provocado ira entre los míos, has sembrado rabia e impotencia, y esto no tiene perdón.
Crees haberme demostrado lo importante que soy para ti? Pff, qué equivocado estás; lo que has conseguido es mi indiferencia, mis ganas de perderte de vista lo antes posible. Pides perdón hasta la saciedad, dices necesitarlo; hoy no me da la gana de concedértelo, ni si quiera habiendo hecho esta locura, porqué no deja de ser una locura. Somos todos unos dementes? Tal vez, pero la única locura que no quiero cargar es la tuya.
Véte, desaparece, ignórame... ¿Quieres mi felicidad? Deja de apuñalarme, entonces.

3 comentaris:

Sara ha dit...

Más claro, agua.

:o

Miguel ha dit...

Que sepas que esto me hizo mucho daño, puede que yo te haya hecho daño otras veces pero nunca he querido.
No quería causar problemas peró necesito hacer esto para quitarmelo de encima, como tu has escrito este texto para quitartelo de encima.
Si no querias que lo viera no haberlo colgado en internet, si quieres que lo sepa dimelo a la cara.
Tranquila que me olvido de tí.

Miguel ha dit...

poooooooooooooooooooooooooooooooooobre