diumenge, 21 de febrer de 2010

Me acomodo en un rincón de tu corazón

Llegamos. Perfecto, el lugar idóneo. Puede que no sea el mejor, pero no importa. Antes de sentarnos, nos fundimos en un abrazo. Nos aposentamos en él y yo, aprovecho para acomodarme en un rincón de su corazón. Uno sus latidos con mi respiración, y el oleaje del mar parece ser la base de la melodía que se está creando a mi alrededor. Harmonía pura. Un paisaje espléndido y, de pronto, un abrumador olor se apodera de mí. Es su aroma que, junto a una ráfaga de viento fresco, ha querido penetrarme. Su mano se enreda en mi pelo, una caricia tierna y atrevida preparando uno de esos besos pasionales.
Dejo reposar mi cabeza en su pecho: un "bom-bom" constante e insistente en el oído izquierdo, un leve chapurreo en el derecho y un tequiero tan grande como el mar que tengo enfrente en el corazón.

______________________________________________________________

1 comentari:

Neus ha dit...

Eh! No val! Jo havia comentat... i ja no hi és :P

Bueno, seguiré comentant sempre i quant treguis això de comprovació de paraules!!! xDDD